arrow

La gran seducción (2003)

La gran seducción
Trailer
7,0
2.064
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Los habitantes del pueblecito costero de Sainte-Marie-La-Mauderne, antaño orgullosos pescadores, se ven obligados a vivir de subsidios gubernamentales. Con el tiempo, el orgullo deja paso a la melancolía, la apatía y la desesperación. Cuando el alcalde se muda a la ciudad, Germain lo sustituye. Una empresa está dispuesta a instalar una pequeña fábrica en el término municipal, pero una de las condiciones es que el pueblo tenga médico, cosa que no parece posible, a pesar de que se ha solicitado reiteradamente. Surge, sin embargo, una cierta esperanza cuando se enteran de que un joven médico va a pasar un mes en el pueblo. Esa es la razón por la que Germain, con la colaboración de los vecinos, decide hacer todo lo posible para que el atractivo del lugar le resulte irresistible al visitante. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Canadá Canadá
Título original:
La grande séduction
Duración
108 min.
Guion
Ken Scott
Música
Jean-marie Benoit
Fotografía
Allen Smith
Productora
Max Films Productions
Género
Comedia Drama Comedia dramática Vida rural (Norteamérica)
"Tan encantadora que es difícil decir algo que no sean cosas buenas de esta película"
[The Washington Post]
7
Encantadora fábula sobre la lucha de un pueblo que se las ingenia para recuperar el derecho al trabajo y la autoestima
Escrita por el humorista Ken Scott, fue dirigida por Jean-François Pouliot. Se rodó en Harrington Harbour (Quebec/Canadá). Producida por Studio Max-Film, obtuvo 14 premios y 11 nominaciones.

La acción tiene lugar durante algo más de un mes en Sainte-Marie-la Mauderne, antiguo puerto pesquero, que desde hace 8 años vive de los subsidios de paro de la Administración. El desánimo y la desmoralización que anidan en la población, sumida en el paro forzoso, mueve a los líderes locales a buscar una salida satisfactoria. Una pequeña empresa industrial está dispuesta a montar una planta en la isla, pero su Aseguradora le exige que la localidad tenga un médico residente. La condición es difícil de cumplir ya que llevan 15 años buscandolo sin éxito. El alcalde, Réal Fournier (Jean-Pierre Gonthier), emigra a la ciudad, donde trabaja como policía de tráfico. Germain (Raymond Bouchard), con la ayuda del corresponsal de banca Henri Giroux (Benoit Brière), el melómano e informático Richard (Ken Scott) y el amigo Yvon Brunet (Pierre Collin), moviliza al pueblo para aprovechar una ocasión de oro: la estancia durante un mes en la isla del cirujano Christopher Lewis (David Boutin), sorprendido "in fraganti" por un policía de tráfico.

La película explica la vergüenza que siente una población condenada al paro a causa de los planes gubernamentales de reducción de la producción pesquera. Un pueblo antaño orgulloso de sus aventuras en el mar, vive ahora desolado y humillado por unos subsidios que no llegan a fin de mes. Los deseos de tener trabajo, sin perder el arraigo en su tierra, les llevan a concebir y poner en práctica una operación colectiva de seducción de un médico para que acepte residir en la localidad durante 5 años. La seducción se mueve entre los límites del halago y la mentira, pero se les va de las manos y cae en el engaño, la intromisión en la intimidad y la manipulación. La lucha por la dignidad no permite estos abusos y la coherencia impone abandonar el empeño. La obra contrapone las virtudes de la vida aislada, sencilla y natural del campo y del mar con el caos y los vicios de la gran ciudad. Exalta la cohesión social y la diligencia de una población cuando es llamada a luchar por la autoestima y el derecho al trabajo.

La música gira en torno a un tema central, melancólico y pegadizo. Sobresalen los solos de acordeón, contrabajo, piano y clarinete. La fotografía, luminosa y colorista, se recrea en el paisaje costero quebequés y resalta la comicidad visual de la acción (pesca de pescados congelados, audiciones de jazz-fusión, etc.). El guión cuenta a modo de comedia irónica y satírica una situación dramática ante la que la población reacciona y actúa. En la interpretación sobresalen Raymond Bouchard y Ken Scott. La dirección mantiene dentro de los límites de la comicidad una acción que no llega a desbordarse.

Película entretenida, de comicidad fresca y directa, construída con la sencillez y el encanto de las viejas fábulas.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Comedia muy saludable para toda la familia.
Sin llegar a los extremos hilarantes de "El Gran Lebowski", estamos ante una muy buena comedia con una fotografía soberbia, unas panorámicas fabulosas y una historia bastante peculiar (lo bastante como para enganchar al espectador).

Creo que es una comedia sin medias tintas y sin los famosos y "académicos" cinco minutos de lagrimilla, y eso es siempre de agradecer, al menos por este humilde espectador que siempre está a la caza sin cuartel de comedias lejos de los bodrios infernales de Jennifer López, Cameron Díaz y CIA., que no hacen más que confirmar que la comedia romántica es un género que llegó a su cúspide en los años sesenta y que poca cosa queda por hacer en nuestros días.

El reparto es sobresaliente por lo acertadas de sus actuaciones.
[Leer más +]
16 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil