Línea mortal
Crítica
9 de Noviembre de 2011
Puto Schumacher...
por Grijander. 5 (Pasable)
Línea mortal podría haber sido una película bastante buena ya que cuenta con una premisa interesante. Los inconvenientes son tres: un guión mal desarrollado, un clímax absurdo y, sobretodo, la dirección de uno de los peores cineastas de los últimos tiempos.

Joel Schumacher es incapaz de entender que no todas las películas pueden ser exactamente iguales. Lo de este hombre es un problema serio porque no le importa tratar con superheroes, con vampiros, con estudiantes o con historias clásicas, ya que él, dentro de su inmensa sabiduría, considera que todo deben ser colorines aunque éstos queden como el culo dentro de una historia que pide oscuridad a gritos. Si grave es su problema, más grave es que siga habiendo gente con cojones de pensar en él para hacer películas. En Línea mortal, Schumacher cuenta con una premisa interesante, pero es de rigor reconocer que el director no es el único que falla, ya que el guion se va desplomanto como movido por un terremoto a cada minuto que pasa. El desarrollo es absurdo y va avanzando con sus despropósitos hasta alcanzar un clímax que ruborizará a más de uno.

El reparto sostiene como puede el caos técnico. Kiefer Sutherland está a un nivel notable como protagonista, lo que tiene más mérito del que parece dado que su personaje (como todos los demás) se desarrollan en una única dirección. Bien también una joven Julia Roberts que ese mismo año estrenó Pretty Woman y que, de haber sabido el éxito que iba a tener la cinta que protagonizó junto a Richard Gere, a buen seguro no se habría metido en este berenjenal. Kevin Bacon y William Baldwin (otro Baldwin más) están a un nivel bastante alto, sobretodo un Bacon que estaba cerca de ver despegar su carrera. Oliver Platt, pues bueno, ahí está.

Resumiendo, que es gerundio: grandes actores, buena premisa, mal guión, pésima dirección y absurdo final. Más resumido, imposible.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información