Compulsión
Crítica
20 de marzo de 2008
No existen palabras para describirla
por FERRUBIA. 10 (Excelente)
Es dificil poder explicar una película que tras ser vista sólo puedes ponerte de rodillas y dar gracias al cielo, por dejar que un director hago algo lo más parecido a Dios. Existen películas perfectas en la mente de cada uno, las cuales se encuentran ocultas, sin querer, en nuestro subconsciente, y que nunca sabes cuales son hasta que no las descubres proyectadas en una pantalla. Me quedé sin respiración el día en que una mañana de verano, recien levantado, me puse frente al televisor y vi esta maravilla. Imposible poder explicar con palabras algo visualmente tan fascinante y único; con peliculas así comprendes que el cine es algo muy grande, que todavía no está todo ni dicho ni hecho y que existen caminos aún por explorar en el campo de lo visual.
El blanco y negro es tan limpio, intenso, bello e inmaculado, que llegan a dolerte los ojos de ver algo tan excepcional. La historia se convierte en un descubrimiento fascinante, aunque haya sido llevada ya al cine con anterioridad. La dirección sublime. Los actores estupendos. La atmosfera única. Yo, rendido a sus pies y completamente derretido. Aún hoy sigo en tratamiento tras el estado orgásmico de shock. No hay, ni habrá palabras para poder describirla.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información