arrow

La pasión de Camille Claudel (1988)

Sinopsis
Camille (Isabelle Adjani), la hermana del escritor Paul Claudel, sintió desde niña una gran pasión por el arte y en especial por la escultura a la que dedicó gran parte de su vida. El escultor Auguste Rodin (Gérard Depardieu) fue su maestro, y ella se convirtió en su musa. Entre ambos surgió una tormentosa relación amorosa plagada de crisis y rupturas. La escultora tuvo también una vida personal muy agitada: era una mujer demasiado libre e independiente que no se adaptaba a las costumbres y convencionalismos de su época. Al final de su vida, vivió como una mendiga y acabó siendo internada en un psiquiátrico por sus problemas mentales. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Camille Claudel
Duración
170 min.
Guion
Bruno Nuytten, Marilyn Goldin
Música
Gabriel Yared
Fotografía
Pierre Lhomme
Productora
Les Films Christian Fechner / Lilith Films I.A. / Gaumont / Antenne-2 / Films A2 / DD Productions / Ministère de la Culture et de la Communication / Centre National de la Cinématographie (CNC) / Sofica Créations / Sofimage / Soficas Investimages / Images
Género
Drama Biográfico Siglo XIX Años 1900 (circa)
8
Poderoso drama sentimental. Del amor y la proyección artística.
¿Cómo puede Isabelle Adjani no acabar realmente loca cada vez que interpreta uno de estos papeles? Un enigma fascinante. Todo en la película es formalmente perfecto: interpretaciones, ambientación, narración… pero todo queda en suspenso, como a la expectativa, cada vez que esta mujer hace el menor movimiento, dejando su impronta en todo. Su Camille Claudel tiene tal presencia que absorbe la vida del film, el cual se extingue con ella.
Un poderoso drama sentimental, que nos da una bella visión del amor ofuscado por la fascinación, y de cómo este se rebaja ante la proyección creadora del artista; proyección e inquietud que no se pueden frenar, si desviar, aunque sea para perdición del creador.
[Leer más +]
20 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Camille
La película trata en esencia la relación de Camille Claudel, joven y talentosa escultora, con el famoso escultor Auguste Rodin. La película nos va llevando por todos los momentos de su tormentosa relación, los buenos momentos del inicio, su progresiva desintegración...

El retrato de Camille es magnífico. Ella siempre fue una mujer de pensamiento moderno, quizás nunca hubiera imaginado que se sacrificaría tanto por un hombre, pero así fue. Acabó dejando de lado su arte e incluso su propia persona por él. Pero cuando quiso poner tierra de por medio entre ambos y olvidar esta etapa de su vida ya era demasiado tarde, pues su amor por él le importaba más que su integridad física y mental. La actuación de Adjani es magnífica, y lo mismo sucede con Depardieu.

Por otra parte, no hay que menospreciar a Rodin, él fue un genio y un fantástico escultor, no hay que pensar tampoco que todo lo que hacía estaba influenciado por ella, y me parece que la película exagera un poco este aspecto para crear a una Camille más idealizada de lo que fue.

Comentario sobre el final en el spoiler:
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil