arrow

El bosque de los suicidios (2016)

Sinopsis
Sara es una chica estadounidense que busca a su hermana gemela desaparecida en el bosque Aokigahara, a los pies del Monte Fuji en Japón. A pesar de las advertencias de todo el mundo para que no entre en el bosque, la joven acaba yendo para descubrir la verdad sobre lo sucedido y averiguar el destino de su hermana. Sin embargo, se tendrá que enfrentar a almas atormentadas y muertos que se aprovechan de cualquier persona que vaga por ese bosque. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Forest
Duración
93 min.
Estreno
26 de febrero de 2016
Guion
Nick Antosca, Sarah Cornwell, David S. Goyer, Ben Ketai
Música
Bear McCreary
Fotografía
Mattias Troelstrup
Productora
Gramercy Pictures / Lava Bear Films
Género
Terror Thriller Sobrenatural
3
Buena idea con mala ejecución
Cuando me enteré de que existe un bosque al cual los japoneses van a suicidarse me resultó una idea bastante más que inquietante. Desde luego, hacer una película de terror con esa idea es algo que resulta altamente tentadora.
La historia empieza bien, con una hermana desaparecida a la que su gemela (con esa famosa unión mística que tienen los gemelos) se entera y no duda en ir al otro lado del mundo para "rescatarla".
A continuación, se suceden los típicos sustos de película de terror estándar con cierta categoría: el cadáver que no sabe si moverse o no, el pasillo oscuro con algo al fondo o no, la pesadilla de turno... a partir de aquí la cosa empieza a perder algo de cuajo pero como la idea original era buena, se le da aun un voto de confianza.
Por último, llegamos al momento en el que esto se convierte en película de terror cutre: la protagonista empieza a hacer estupideces una detrás de otra. De esas en las que piensas "¿pero como se le ocurre?; esta chica no tiene dos dedos de frente..." y otras tantas.
Y ya, la gota final, esa que te deja para mear y no echar gota, es la resolución final. Lo que supongo que empezó como lo que se esperaba que fuera un giro brutal de guión de esos que no se ven venir, acaba resultando un final absurdo con una moraleja objetiva que desde luego me resulta poco acertada.

Daré más detalles en la sección de "spoiler", no vaya a ser que a alguien le jorobe este peliculón, pero en mi opinión, lo que podría haber dado un lugar a una decente película de terror ha acabado llevando a más de lo de siempre.
[Leer más +]
42 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Aokigahara no se merece esto
La intrahistoria que nos ofrece el bosque Aokigahara, a los pies del Monte Fuji en Japón, siempre origina especial interés en el público. Jason Zada ha pensando que sin calidad y con una película de terror sin creatividad podría salvarse de la quema, sólo con adentrarse en el folclórico bosque saliendo airoso... error.

La estrafalaria premisa para adentrarse en Aokigahara es simple y trillada: Una chica estadounidense busca a su hermana gemela que se ha adentrado en el fatídico lugar y acaba viajando a tierras niponas para conocer que le ha llevado a realizar tan desesperada acción. Se pierde entre una agotadora trama entre las hermanas y su pasado dejando a un lado el misterio que les lleva hasta ese destino.

Natalie Dormer (Margaery Tyrell en Juego de tronos) aprovecha su tirón comercial para encabezar el reparto y prácticamente hacerlo un monólogo, gracias a unos secundarios horribles. Rodada en el mismísimo Aokigahara, bajo una batuta hastía y deambulando pausiblemente hacia el suicidio narrativo, el filme acaba en una combinación de historias que no despiertan ningún interés y aún menos originalidad.

Escenas interpuestas aleatoriamente simplemente para buscar el susto, sin ningún sentido argumental, con una ambientación conseguida aunque repetitiva en situaciones y decorados. El montaje es espantoso, haciendo que la sensación de perdida narrativa sea mayor, acompañado todo de una música meramente formal. Lo más pésimo es la sensación de estafa que nos deja esta cinta, pues algunas de las escenas más potentes vistas en el tráiler promocional no están incluidas en el montaje final...

El bosque de los suicidios de Jason Zada se deja en el propio Aokigahara el ritmo narrativo, la original y la calidad general que podía haber conseguido gracias una licencia tan apetitosa como la del conocido bosque japonés. La presencia de Dormer y la ambientación no consiguen salvar los muebles en esta insulsa cinta de terror.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil