arrow

Un invierno en la playa (2013)

Sinopsis
Años después de su divorcio, el veterano novelista Bill Borgens (Greg Kinnear) sigue obsesionado con Erica (Jennifer Connelly), la mujer que lo abandonó por otro hombre. A pesar de los esfuerzos de su vecina Tricia (Kristen Bell), él sólo tiene ojos para Erica. Cuando Bill descubre que su hija Samantha (Lily Collins) acaba de publicar su primera novela, se da cuenta de que él hace tiempo que no escribe. Al mismo tiempo, su hijo Rusty (Nat Wolff) intenta también encontrar su camino como escritor de ficción. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Stuck in Love
Duración
96 min.
Estreno
14 de junio de 2013
Guion
Josh Boone
Música
Mike Mogis, Nate Walcott
Fotografía
Tim Orr
Productora
Informant Media / MICA Entertainment / Millennium Entertainment
Género
Romance Comedia Drama Drama romántico Comedia dramática Literatura
7
Una comedia romántica previsible pero sorprendentemente creíble
No nos engañemos, las comedias románticas, y especialmente las americanas, son lo que son. No se les puede pedir mucho más. Y con esta mentalidad fui al cine ayer. No obstante, salí bastante contenta del cine por unas cuantas razones. La primera, es que tiene un buen inicio, la historia engancha desde el principio. La segunda, las actuaciones son buenas. Acertaron de pleno al escoger los actores para los diferentes personajes. La tercera, tiene un emplazamiento atractivo (la casa en la playa tienen mucho encanto), así como una fotografía y banda sonora muy correctas. También me gustó mucho la manera en la que está contada. En cuarto lugar, aunque sabía que su argumento iba a ser previsible (una vez ves el trailer ya sabes cómo acabarán muchas de sus tramas) me la creí totalmente. Bajo mi punto de vista, este es el punto fuerte de la película. La mayor parte de las comedias románticas son demasiado irreales, con finales excesivamente perfectos o las actitudes de los personajes son inverosímiles. Esta película, por suerte, no.

Así que si quieres ver una película del género y sin demasiadas pretensiones, esta es tu película. No marcará tu vida, pero te hará pasar un buen rato.
[Leer más +]
30 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Relatar el universo
Cada escritor redacta la vida desde el lugar en el que se encuentra. Desde la experiencia, siempre. Crea un mundo, corrige en la ficción lo que quisiera que fuera de otro modo en la realidad y da forma a sus esperanzas. Lo que un escritor espera de la vida se encuentra en su obra. De esto habla Un invierno en la playa, película escrita y dirigida por el joven Josh Boone, que presenta un trabajo más maduro de lo que se podía esperar en un nuevo autor. Es verdad que no le falta algún tópico, algún personaje algo estereotipado y algún laberinto más lacrimógeno de lo deseado; eso es verdad. Los padres tan modernos, los hijos tan extraordinarios y las situaciones tan extravagantes chirrían algo. Aunque también es cierto que algunos diálogos (buena parte de ellos) son excelentes, las interpretaciones están a una altura considerable y la cámara de Boone está colocada buscando encuadres necesarios y moviéndose con elegancia y delicadeza. Quedarse en el territorio de las tres tramas que conviven en la cinta sin buscar nada por debajo de ellas es un error. Todo buen relato sugiere una búsqueda en su esencia. Y no moverse hacia ese territorio hace que la película pierda mucho de su encanto. No es una película profunda, pero algo queda sin decir que la hace entrañable, inteligente y atractiva. Todo lo que hace evolucionar a los personajes, de un lado a otro, debe tenerse en cuenta: la muerte, el amor, el miedo, las drogas, la ausencia. Todo evidente como vehículo, no tanto el lugar hasta el que transporta a cada personaje implicado. Y todo envuelto en la necesidad de narrar del ser humano. Por eso es tan importante y tan acertado que sean escritores los personajes principales o que tengan una relación tan íntima con la literatura. La película se hace importante al transitar este terreno. Sólo cuando se relata el mundo el mundo se mueve, sólo cuando se relata el mundo se puede sobrevivir.
Greg Kinnear se desenvuelve como pez en el agua en su papel; Jennifer Connelly interpreta una madre sin una duda en su lenguaje corporal; Lily Collins, Nat Wolff, Liana Liberato y Logan Lerman están muy bien dirigidos logrando un nivel interpretativo creíble, lleno de espontaneidad.
La banda sonora compuesta por Nathaniel Walcott y Mike Mogis se salpica de temas propios y ajenos. Junto a Big Harp interpretan el tema At Your Door, por ejemplo. Un excelente tema que inaugura la partitura. Elliott Smith (Between The Bars) y Bear Driver (No Time To Speak) destacan sobre el resto de intérpretes.
El cine indie tiene un nuevo inquilino al que habrá que seguir la pista de cerca. El trabajo de Josh Boone, salvo algunas dudas al principio de la cinta, tiene un aspecto mucho más sólido de lo que es habitual en un primer trabajo. Todo hace pensar que sabe hacer cine y que la experiencia le convertirá en un realizador a tener muy en cuenta. Esperemos que el próximo guión este mejor armado para comprobar si esto es cierto o no.
Un invierno en la playa recoge esa parte de la comedia romántica que tanto gusta a un tipo de espectador, pero que no deja de incluir elementos dramáticos que le dan cierta profundidad y prepara la cabida a un público más numeroso. Es una película muy agradable y, sobre todo, un comienzo muy esperanzador del joven Boone.
A ver si es verdad.
inventodeldemonio.es/blog
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil