arrow

El misterio de la felicidad (2013)

Sinopsis
Santiago (Francella) y Eugenio (Arenillas), además de amigos, son socios de toda la vida en un negocio de electrodomésticos. Se entienden sin hablar, se complementan, se quieren, se necesitan. Pero, un día, Eugenio desaparece sin dejar rastro. Santiago comprende la gravedad del asunto cuando Laura (Inés Estévez), la mujer de Eugenio, entre desesperada y herida, le da la noticia. Santiago y Laura empiezan a buscarlo, pero, de pronto, se dan cuenta de que no quieren encontrarlo. El análisis de los conceptos de fidelidad y traición les lleva a la conclusión de que por encima de los pactos establecidos están los sueños. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
El misterio de la felicidad
Duración
99 min.
Estreno
29 de agosto de 2014
Guión
Daniel Burman, Sergio Dubcovsky
Música
Nicolás Cota
Fotografía
Daniel Ortega
Productora
BD Cine / Total Entertainment / Telefé
Género
Comedia Romance Drama Comedia romántica
7
Donde estas felicidad que no te puedo encontrar?!
Bueno, no soy de las críticas y muchos menos de buscarle pelos al huevos para ver puntos flojos.

Fui con pocas espectativas, o mejor dicho con cero espectativas, con la idea de pasar el rato, a sabiendas que estaba Francella, y sin ver otros títulos que me resultaran de interes en cartelera.
Tambíen confieso que fuí sin siquiera ver quien dirigía la película.

Entonces ....

Me encontre con una película de guion clásico, con un conflico clásico (un socio-amigo desaparece como si se lo hubiera tragado la tierra), el cúal hay que ir resolviendo en el trancurso de la peli.
Lo que puedo decir, es que, es más drama que comédia, y que si algun desprevenido va en busca de de las morisquetas franccelianas, no las va a encontrar, el que evidentemente trata de despegarse de ese encasillamiento. En ningun momento la historia logra explotar (y no lo intenta), sino más bien que trancurre, y deja lugar para ir haciendo pequeñas reflexiones, al meollo del asunto indicado en el titulo de la misma.
Por otro lado, en ningun momento se hace tediosa, al contrario es de facil visionado y se deja ir contando sin aburrir.
Tambien nos encontramos con una experiencia plastica mediante la puesta en escena y la edicion para el armado de la simbiosis de los personajes.

Por lo tanto, buena y pasatista. Y en mi caso que fui sin espectativas, senti que me sumo ... y pase el rato sin quejas. Y hasta reflexione un poco .. confieso!
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
"Pinta tu pueblo y pintarás el mundo" (no siempre, amigo Tolstoi)
A priori solemos suponer que la obra artística, para ser tal, debe tener universalidad. Bueno... no siempre. Mientras que a los espectadores españoles el film parece no haberles emocionado, a los de por aquí les ha resonada más íntimamente.
Con solo leer la nacionalidad y valoración que se le ha dado hasta este momento, podemos comprobar que las mejores opiniones surgieron de argentinos, mientras otros han sido más críticos. ¿Por qué?

En nuestra sociedad "paralegal", de descendientes de supervivientes llegados de diversos lugares del mundo, las alianzas construídas a partir de la amistad son propias de nuestra idiosincracía (entendida ella desde una perspectiva intersubjetiva, no ideológica). Y de ahí que esa relación simbiótica entre dos hombres maduros, esa peculiar "homosexualidad heterosexual" que caracteriza el vínculo que dá lugar a la historia que nos ofrece el autor, es como el abrazo de los futbolistas al convertir un gol.

El Misterio de la Felicidad tiene - para quien esto escribe - el notable mérito de ser profunda sin ser tortuosa. De ser compleja sin ser complicada. Cuenta una historia posible, lo hace correctamente, no es pretenciosa en sentido efectista y resulta efectiva.
Y si bien plantea un dilema existencial que atañe a todas las edades, contradictoriamente no son los jóvenes quienes vayan a entenderla en su real dimensión, por la sencilla razón de no haber vivido lo suficiente como para aún les ocurriera lo que a los protagonistas.
Dicho de otro modo, difícil es caer en la alienación que lleva al cuestionamiento existencial cuando todavía no ha pasado el tiempo vital que requieren los vínculos y las experiencias para detonar el conflicto.

No es una comedia, estrictamente; es un drama con unos cuantos momentos simpáticos. Y una película romántica, tanto temática como filosóficamente. Una película sobre lo dicho y lo oculto. Sobre lo aparentemente íntimo y lo profundamente personal.
Y discurre a través de una suma de situaciones de color local que, si bien pueden tener correlato universal, se abordan con un nivel de lenguaje - puramente porteño - que solo a quienes lo han mamado les resulta "expresión de verdad". Empáticamente.

Tal vez no se trate de una "gran" película, pero a mi - "un reblandecido jóven de 60 años" - Burman me ha conmovido otra vez.
La recomiendo.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil