arrow

Pánico (Hush) (2009)

Sinopsis
Cansado e irritable, Zakes Abbott conduce por la autopista con su novia, Beth, durmiendo a su lado. Hasta que tiene un incidente con una camioneta blanca... (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Hush
Duración
91 min.
Guión
Mark Tonderai
Música
Theo Green
Fotografía
Philipp Blaubach
Productora
Film4 / Pathé Pictures International / UK Film Council
Género
Terror Thriller Intriga Road Movie
6
Interesante opera prima y entretenida road movie de terror (siempre y cuando respetes la regla núm. 1).
Arranca mostrándonos a una pareja viajando en un BMW en una noche lluviosa por una autopista inglesa y mediante la conversación que oímos entre ellos, se nos hace saber que él se dedica a reponer afiches por las estaciones de servicio, como medio de vida mientras le viene la inspiración para escribir una novela que es su meta ansiada y soñada y que ella le acompaña en esa noche con la intención de poner fin a la relación , ya que esta liada con un amigo de la pareja y parece ser está esperando el momento adecuado y buscando una coartada moral para soltárselo, sin acabar de decidirse.
En un momento de impasse de sus discusiones ella echa una cabezada, durante la cual debido a una maniobra rara que hace con el coche cuando busca el termo por el suelo del vehículo, es adelantado bruscamente por un camión blanco, maniobra en la que al ponerse el camión delante, vislumbra en un flash y debido a que la puerta corredera de acceso al remolque se abre y vuelve a cerrar rápidamente, a una mujer encerrada en una jaula pidiendo auxilio.
Todo esto a modo de presentación durante los primeros minutos de metraje, a partir de aquí tenemos una entretenida y más que digna película de terror (sin concesiones sobrenaturales), opera prima del inglés Mark Tonderai, con unos desconocidos actores (para mí) que desarrollan un convincente trabajo, una banda sonora eficaz que remarca de manera notable la acción (sin estridencias y con una ejecución que recuerda a Bernard Hermann en sus composiciones para Hitchcok), una fotografía sumamente efectiva tanto en las escenas lluviosas como en los estallidos lumínicos que forman parte esencial de la trama (estaciones de servicio y traca final), un guion con algún que otro medido y efectivo giro (aquí recomendaría lo de la regla núm. 1 para disfrutar una película de estas características: “No ir de listillo y dejarse llevar, sin buscarle tres pies al gato”) y una ejecución y desarrollo que la hacen digna de figurar en una lista de buenas películas de parecido eje argumental, a saber: “El diablo sobre ruedas 1971” de Steven Spielberg, “Desaparecida 1988” de George Sluizer, “Breakdown 1997“ de Jonathan Mostow , “Nunca juegues con extraños 2001” de John Dahl y la australiana “Wolf Creek 2005” de Greg McLean (ordenadas por año de rodaje y evidentes similitudes).
Por último, señalar que cuenta con un recio, seco y contundente final, redondeado con la escena inmediatamente precedente a los títulos de crédito finales que la hacen subir bastantes enteros en mi apreciación.
[Leer más +]
27 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Aceptable y tensa road movie
Es una cinta que si bien no propone nada nuevo, al menos lo que ofrece es absorbente e inquietante.

Tiene licencias, porque hay situaciones que por allí fuerzan un tanto el sentido común. Pero las mismas no tratan al espectador de idiota y son las normales que suelen aparecer en una película de esta naturaleza.

El filme me hizo recordar a “Joy Ride”, una digna cinta de serie B sobre un psicópata de la ruta que en esa ocasión andaba a la caza de unos adolescentes. También recuerda a “Duel”, la asfixiante ópera prima de Steven Spielberg.

Aquí se trata de un joven que va conduciendo por la carretera junto a su novia, cuando de repente ve algo raro en la parte de atrás de un camión: una mujer desnuda va encerrada dentro de una jaula.

A partir de allí se presenta una tensa road movie donde el inmiscuirse en los problemas ajenos será el motivo que da vida al conflicto de este thriller de terror sobre un maniaco del asfalto que trafica con seres humanos.

Es una obra respetable, que entretiene y nos brinda una hora y media de sobresaltos. Pero claro que el argumento está pensado para ser un pasatiempo, por eso no tiene mucho desarrollo de personajes ni tampoco se preocupa por brindar demasiadas explicaciones al por qué de las situaciones que se presentan.

Eso sí, es un filme intenso que presenta de vez en cuando algunos giros sorpresas como para asombrar a los espectadores. Y mínimamente la propuesta es potable si es analizada desde los objetivos que busca lograr en la platea.

Es una película de bajo presupuesto, donde vemos caras desconocidas dentro del ambiente artístico. Pero gracias a ello por allí se gana en realismo, pues las actuaciones son convincentes y espontáneas, además de que la nerviosa utilización de cámaras en mano también contribuye a generar la óptima sensación de caos para una cinta de esta naturaleza.

Aprobada si lo que se busca es una película repleta de nervio y de frenetismo. Más aún si uno disfruta de esas cintas en donde un psicópata, una carretera y algunas paradas transitorias tienen mucha importancia en la trama.
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil