arrow

Un plan para enamorarse (Amor, boda y matrimonio) (2011)

Sinopsis
Una consejera matrimonial, que casualmente está recién casada, y cuyo trabajo consiste en preocuparse por la felicidad conyugal de las demás parejas, ve cómo su realidad se pone totalmente patas arriba cuando descubre que sus padres se van a divorciar. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Love, Wedding, Marriage
Duración
90 min.
Guión
Anouska Chydzik, Caprice Crane
Música
Varios
Fotografía
Óttar Guðnason
Productora
IFC Films
Género
Romance Comedia Comedia romántica Bodas
1
HAMOR
HAMOR

Érase una vez un chico que conoció a una chica y al igual que los hombres enamorados no sabía qué decirle.

Después llegó la BODA… Más tarde el MATRIMONIO… y ahora el BODRIO. Sí, “Un plan para enamorarse (Amor, boda y matrimonio)” fue uno de los mayores mojones del 2011. ¿El argumento? Amparada por tener un reparto conocido (la niña que aspira a ser la muñeca pepona de los dramas/comedias románticos, el gañán-cachas de ‘La saga Crespúsculo’, la doctora Quinn o er’ Pedro de “Hotel”), hablar mucho del papel higiénico o atinar al mear en la taza del váter, la película se convierte en un recital de lugares comunes e instantes tróspidos.

La crisis del matrimonio de los padres de una consejera matrimonial puede arruinar el suyo propio que acaba de empezar. ¡Vaya drama! ¡Qué tontería! Se combina un aniversario con revelaciones pre-matrimoniales y grandes frases del tipo «Los hombres no son perfectos, son sólo hombres». Luego tenemos personajes secundarios que no paran de VOMITAR y drogarse —seguramente actúan de manera tan creíble (a veces) porque también se metían farlopa a kilos durante el rodaje para soportarlo y no suicidarse— y personajes principales que hay que estar drogado para creerse. Llega el famoso plan de HAMOR y más de uno considerará esos retazos de otras comedias románticas una de las bromas con peor gusto y más pesadas, gracias a convertirse en una de las mutaciones más aberradas del propio subgénero.

Desde luego esta película existe y se ha filmado para aquellas personas que quieran romper una relación definitivamente. ¡Hagan la prueba! ¡Regálele el DVD a su pareja si quiere la separación! Entenderá rápidamente la indirecta (equivale a los papeles de divorcio), aunque puede que también le ponga una demanda por daños y perjuicios mentales. Y es que “Un plan para enamorarse (Amor, boda y matrimonio)” es todo un BODRIO hecho con HAMOR, poda (cerebral) y meconio. Sí, excremento de recién nacido… aunque en este caso estamos ante un feto cinematográfico en eterno estado embrionario. ¡Cuánto estupidez junta! ¡Cuánto poco desarrollo cerebral! Y luego llega ese final con el famoso y vivirán felices para siempre sin alteraciones familiares… ¿Al final era un cuento todo? ¡No habíamos quedado en que era una pesadilla! ¡Quiero mi divorcio de esta película en mi cerebro YA!
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Sin sorpresas
Una comedia - romántica más en donde la comedia brilla por su ausencia. La pelicula no sorprende, película recomendada para ver si solo quieres ver a la pareja de actores sin atender al guión. Si buscas algo mas en una pelicula esta es sin duda no recomendada. La calidad de Mandy Moore no es suficienta para disimular lo poco que transmite el guión del director en su primera película y el actor principal Kellan Lutz que sigue sin demostrar su cualidades como actor.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil