arrow

A.I. Inteligencia Artificial (2001)

Sinopsis
En un mundo futuro, los seres humanos conviven con sofisticados robots llamados Mecas. Los sentimientos son lo único que diferencia a los hombres de las máquinas. Pero, cuando a un robot-niño llamado David se le programa para amar, los hombres no están preparados para las consecuencias, y David se encontrará solo en un extraño y peligroso mundo. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A.I. Artificial Intelligence
Duración
145 min.
Guión
Steven Spielberg, Ian Watson (Historia: Brian Aldiss)
Música
John Williams
Fotografía
Janusz Kaminski
Productora
Warner Bros. Pictures / Dreamworks Pictures / Amblin Entertainment / Stanley Kubrick Production
Género
Ciencia ficción Fantástico Drama Robots
Premios 5
2001: 2 nominaciones al Oscar: Mejor banda sonora original, efectos visuales
2001: 3 nominaciones al Globo de Oro: Mejor director, bso, actor secundario (Jude Law)
2001: Premios BAFTA: Nominada a Mejores efectos visuales
2001: Festival de Venecia: Premio Future Film Festival Digital (fuera de concurso)
2001: Critics' Choice Awards: Nominada a Mejor intérprete joven (Haley Joel Osment)
"Muy interesante, pero disparatadamente irregular"
[Diario El País]
"Memorable"
[Días de cine]
10
El corazón de la máquina
Muchos fuimos los cinéfilos que, tras la muerte del gran Stanley Kubrick, temimos que su proyecto sobre la inteligencia artificial que preparaba quedara definitivamente en manos de Spielberg, con quien Kubrick ya había hablado mucho del proyecto como amigo personal suyo que era. Pero este temor no significaba que Spielberg no sea un gran cineasta, que también lo es... cuando quiere, sino que cada uno tiene un estilo completamente diferente a la hora de reflejar sus mundos personales, y se podía pensar que a Spielberg no le pegaba una obsesión de Kubrick.

Pues bien, nunca sabremos lo que hubiera hecho el buen Stanley con su ansiado proyecto, pero cuando pudimos contemplar la grandiosa (e incomprendida) obra maestra que hizo Spielberg, tuvimos que disculparnos mentalmente y reconocer que los temores eran infundados, porque Spielberg hizo la tontería infumable de '1941', pero también la inolvidable 'Salvar al soldado Ryan'; la facilona e infantil 'Hook', pero también el maravilloso cuento 'E.T., el extraterrestre'; la mediocre y fallida 'Amistad', pero también la ejemplar 'La lista de Schindler'.

'A.I. Inteligencia artificial' es posiblemente su mejor película, o al menos está en el grupo de cabeza, aunque desgraciadamente el público no respondió a las expectativas y es una de las menos populares, quizá precisamente por esta calidad misma. La fascinante historia del niño-robot que desea ser amado por sus desconcertados padres adoptivos, en un futuro quizá no tan lejano en el que la tecnología ha conseguido que las máquinas tengan sentimientos y sensaciones humanas, es realmente sobrecogedora, y está maravillosamente interpretada por el mejor actor infantil de estos últimos años en Hollywood, Haley Joel Osment, alias "enocasionesveomuertos".

Se le ha reprochado a Spielberg que alargue la conclusión para llegar a un final feliz, pero esto sería discutible porque el final no es feliz en absoluto, quizá sólo aparentemente. La película está dividida en tres partes: la primera, magistral, narra la convivencia del robot con sus padres adoptivos, entre las buenas intenciones y la incomprensión; en la segunda, una vez devuelto el robot, cuenta las peripecias de éste hasta desembarcar en la feroz "feria de la carne"; y en la tercera vemos a nuestro protagonista en un futuro muy lejano, en el que el ser humano parece haber sido desterrado del planeta, completamente helado y controlado por extraterrestres.
[Leer más +]
143 de 172 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Ahí hay un niño que dice ¡A.I.!
Los lectores de Asimov sabrán que: - un robot es un esclavo y, por tanto, un ser dependiente; - un robot no tiene fecha de caducidad y es, por tanto, un ser inmortal. Los padres y madres sabrán que: - un niño necesita a su madre y es, por tanto, un ser dependiente; - un niño nunca piensa en su muerte y es, por tanto, un ser inmortal. David es un niño-robot y es un ser doblemente dependiente e inmortal. Alrededor de este personaje, Steven Spielberg escribe y filma un emocionante melodrama de ciencia-ficción, con un guión y una puesta en escena que explotan lo cerebral y lo sentimental en perfecta comunión.

A.I. culmina en un epílogo con...
[Leer más +]
152 de 201 usuarios han encontrado esta crítica útil