arrow

Rango (2011)

Sinopsis
Rango es un camaleón que llega por accidente al desierto de Mojave. Allí se encontrará en el poblado de "Dirt", donde asola una grave sequía. De nuevo por accidente, se convierte en sheriff del pueblo. ¿Solucionará Rango el problema del agua? Film de animación del director de "Piratas del Caribe", con las voces originales de Johnny Depp (Rango), Abigail Breslin, Isla Fisher y Bill Nighy. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Rango
Duración
111 min.
Estreno
4 de marzo de 2011
Guion
John Logan (Historia: James Ward Byrkit, Gore Verbinski)
Música
Hans Zimmer
Fotografía
Roger Deakins
Productora
Paramount Pictures / Nickelodeon Movies / Blind Wink / GK Films
Género
Animación Comedia Western Aventuras
7
Rango, no apta para todos los públicos
Que no te engañe el aspecto más o menos amistoso del camaleón ni el simpático pez que agarra en el cartel de la película. Rango es una película que podrán disfrutar los niños pero Rango NO es una película para niños. Sólo hay que ver el diseño minuciosamente realista de los personajes para ver que la película no tiene demasiado cuidado en resultar visualmente agradable para los más pequeños. Precisamente es el diseño de personajes y la fotografía lo más destacable de la película, con un realismo total hasta el punto de que todavía dudo de que los tres seres humanos que aparecen en la película sean dibujos o personas reales con algún efecto animado. Su guión si que respeta alguna de las convenciones del cine de animación como el desarrollo de la trama y los puntos de giro pero los diálogos entre personajes distan mucho de lo que nos tienen acostumbrados en este tipo de películas.

Por su parte, como nota negativa decir que poco después de mitad de la película, ésta cae en interés durante un buen rato y se hace un poco larga, aunque consigue levantarse a tiempo conforme llegamos al final. Quizá 10 o 15 minutos menos de película hubiera sido la duración ideal.

En definitiva, Rango es una película de animación apta para adultos, visualmente espectacular, que se construye sobre una idea brillante pero que en algún punto de la película puede llegar a perder el interés. Pero sólo por el hecho de saber que vas a ver algo totalmente diferente merece la pena pagar la entrada.

Lo mejor: la fotografía y el diseño de personajes.
Lo peor: se puede hacer algo pesada en determinados momentos.
[Leer más +]
105 de 117 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Única
Cuando se hizo público el primer teaser tráiler de Rango, no podía creerme lo que estaba viendo: un plano fijo de un desierto por el que cruzaba un pez de juguete. Cincuenta segundos servían para descolocar a un servidor y no saber qué diablos iba a ser aquello, aunque el hipnótico avance ya había cumplido su objetivo: me había interesado. Meses más tarde el interés creció cuando se liberó un ‘behind the scenes’ en el que se mostraba el proceso de creación del film de Verbinski. Mi siguiente paso fue el lógico: acercarme al cine con ganas de pasar un buen rato y disfrutar del que es el mejor largometraje animado americano (Pixar al margen) de los últimos años, junto a pequeños ejercicios de ingenio como "Cloudy with a Chance of Meatballs" (Sony Pictures, 2009) y "Kung Fu Panda" (Dreamworks, 2008). Pango no es una película de animación per se: se nota que detrás de la 'cámara' hay un director de imagen real, que selecciona encuadres y planos con la facilidad de un virtuoso. Es sencillamente impresionante lo que han logrado Verbinski y el equipo de IL&M, no sólo a nivel técnico (que es brillante), sino también conceptualmente, convirtiendo la experiencia en algo único.

Los primeros veinte minutos de Rango son excepcionales y sirven para presentarnos al protagonista y el tono de la obra que vamos a contemplar. Con la llegada del camaleón a la ciudad, lo que hasta entonces había sido un gozoso ejercicio de surrealismo cómico perfectamente medido se convierte en un homenaje puro y gozoso del western de Sergio Leone, con personajes a cada cual más memorable (la galería de secundarios es asombrosa) y una escena inicial, en una taberna, que es cine del que ya no se hace. El extraño y feista diseño de los personajes le da un valor añadido a una obra que a pesar de tener una historia muy sencilla (aunque con una básica crítica social que los niños pasarán por alto) consigue ser en cada secuencia algo sorprendente. Y que en 2011 podamos ver una película y pensar "no hay nada como esto", es casi milagroso. Lo que es para aplaudir hasta quedarse sin manos es el tercer acto, un viaje sobre los pasos recorridos que crece y crece a cada minuto. La animación como medio para narrar cine puro, sin tapujos, hasta llegar a una fantástica conclusión.

Rango ha demostrado una vez más que la animación debe ser un medio y no un fin: debe usarse para contar historias que se adhieran al medio, no únicamente para camuflar tonterías y esperar que no se sea tan duro con ellas. Wanchope explica perfectamente en su notable crítica las sensaciones que yo tuve viendo el film, así que no voy a repetirme. Resumiendo: una de las sorpresas del año, obra de un director que vuelve a demostrar que cuando quiere, puede. Un fantástico ejercicio animado que homenajea (que no parodia) al western a través de personajes hilarantes. Hans Zimmer pone la banda sonora y Roger Deakins se encarga de que cada imagen asegure un orgasmo sensorial. ¡Y todo en glorioso 2D!. No se puede pedir más.
[Leer más +]
72 de 90 usuarios han encontrado esta crítica útil